Peter Kepler by Candela Higon - Illustrated by Candela Higón - Ourboox.com
This free e-book was created with
Ourboox.com

Create your own amazing e-book!
It's simple and free.

Start now

Peter Kepler

by

Artwork: Candela Higón

  • Joined Mar 2017
  • Published Books 2

Había una vez, en un país muy lejano, llamado Eslovenia, vivía un niño llamado Peter Kepler. Kepler era un niño delgaducho y debilucho, su tez era pálida, su nariz pequeña y respingada, sus ojos grandes y marrones aunque con la luz del sol se veían verdes como la esmeralda. Su mirada era dulce y directa aunque se mostraba miedo dentro de sus redondeados ojos.

Los niños que vivían en el pueblo se burlaban del pobre Peter y le tiraban piedras, ya al ser tan debilucho no se podía defender. Peter se sentía realmente mal y se sentía culpable sin hacer cosa alguna.

1
Peter Kepler by Candela Higon - Illustrated by Candela Higón - Ourboox.com

El padre de Peter era pastor y como no el abuelo y el bisabuelo y el tatarabuelo también  lo habian sido y como no, Peter sería el siguiente. Como Peter era demasiado débil, su padre le intentaba buscar algún oficio relacionado con las ovejas que pudiese hacer, y lo único que encontró fue vigilante de ovejas. El padre de Peter creía que Peter solo servía para esa tarea. Pero Peter, realmente no solo servía para eso vamos a ver si lo descubrimos.

3
Peter Kepler by Candela Higon - Illustrated by Candela Higón - Ourboox.com

Un día soleado, en el fértil campo,estaba Peter vigilando las ovejas cuando un arbusto, de los que había, se empezó a mover, las ovejas pensando que era un animal depredador que les quería comer como un zorro o un lobo…Echaron a correr y Peter exclamó:

-!Estaros quietas, por favor¡

Todas las ovejas obedecieron a Peter cuando derrepente una de las más pequeñas se adentró en el bosque. Peter triste fue a su casa.

-¿Cómo que has perdido a una oveja?-gritó el padre de Peter-No puedes perder a ninguna oveja. Peter casi hecho a correr y se dio cuenta de una cosa, volvió rápidamente a casa, se hizo una mochila con:una manta, un cojín, agua y comida. Sin pensárselo dos veces emprendió su viaje.

5

Al salir de su casa unos niños le empezaron a perseguir y le empezaron a tirar piedras, Peter empezó a correr como nunca y se adentró en el bosque.Ya que había perdido esa oveja la recuperaría y haría feliz y orgulloso a su padre.

Pasadas unas horas se hizo de noche y Peter aun seguía solo en el bosque. Como estaba muy cansado decidió echarse a dormir pero como hacia demasiado frío e iba a empezar a llover decidió hacerse una casa. Cogió palos, hojas, y encontró un árbol hueco y con una navaja que llevaba empezó a tallar el agujero donde se resguardaría durante todo la noche.

6
Peter Kepler by Candela Higon - Illustrated by Candela Higón - Ourboox.com

Más tarde encontró un trozo de tronco y se dedicó a tallar un retrato de una oveja.Se puso la almohada que había cogido, se tapó con la manta y se durmió.

Al día siguiente, se despertó al amanecer, recogió la manta y la almohada y se guardó el tronco que había tallado, con la cara de la oveja, y prosiguió su camino.

Al cabo de unas horas vio algo blanco, era la oveja.

-Venga ovejita, por favor ven conmigo- le increpó Peter. La ovejita hecho a correr y Peter detrás de ella. Le condujo a un sendero lleno de rosas rojas con olor a rosa mosqueta. Peter se quedó asombrado por el precioso paisaje. La oveja siguió corriendo y Peter no  se rindió hasta que llegó al final. Había una placita pequeña con una joven inconsciente.

8
Peter Kepler by Candela Higon - Illustrated by Candela Higón - Ourboox.com

Peter al verla le preguntó:

-Hola, disculpa, ¿Estás bien?, ¿Puedes oírme?…La muchacha no respondía. Estaba pálida, tenia un pelo rubio, sus manos pequeñas y delicadas, su cintura era definida, su nariz pequeña y las pecas cubrían la mayor parte de su rostro cansado, y tenía un carácter agradable. Peter con los pétalos de las rosas que habían, le hizo un lecho donde reposó ahí durante días. Peter se quedó cuidando de la joven junto con la oveja.

Cuando la joven despertó y vio a Peter dormido de haberse pegado todas las noches en vela cuidandola. La muchacha asombrada y conmovida por su dedicación decidió hacerle un regalo.

 

10
Peter Kepler by Candela Higon - Illustrated by Candela Higón - Ourboox.com

Al despertar, Peter contempló el rostro de la joven la cuál había estado cuidando durante tantos días. La joven le miraba con una gran sonrisa. Ahora su rostro era diferente ya no estaba pálida, estaba sonriendo (los dientes los tenía blancos como la nieve), veía por primera vez sus redondos y verdosos ojos al lado de sus largas y negras pestañas.La muchacha tomo pie y dijo:

-Pensaba que no despertarías, me alegro que lo hayas hecho. ¿Qué tal te encuentras?

-Yo me encuentro bien. ¿Qué tal tú?-explicó Peter

-¿Qué haces por aqui, solo, en el bosque?-curioseo la muchacha

-Se me escapo una oveja y fui a decirselo a mi padre, y como mi padre es un hombre con mucho caracter se enfadó mucho conmigo y yo, para recompensarle he decidido venir a buscar a la oveja, que por cierto he encontrado-comentó Peter

12
Peter Kepler by Candela Higon - Illustrated by Candela Higón - Ourboox.com

-¡Wow! Eres muy valiente. El adentrarte aquí solo, sin nadie para arreglar una falta que encima na ha sido culpa tuya-admiró la muchacha. Peter le preguntó:

-¿Cómo sabes que no soy el culpable? y ¿Cómo te llamas?

-Bueno, me llamo Afrodita-se quitó de encima una capa que llevaba y dejó al descubierto unas alas-y soy un hada. Al ser un hada puedo hacer muchas cosas de ahí, ver el pasado y detectar las mentiras. Y como me has cuidado también he decidido hacerte un regalo.

-¡Hala! eres asombrosa, estas llena de misterios pero…¿Qué regalo vas a hacerme?-le alagó Peter. Afrodita le miró a los ojos y le dijo:

 

14
Peter Kepler by Candela Higon - Illustrated by Candela Higón - Ourboox.com

-Ahora verás. Levantó el brazo y echo sobre el río un poco de polvo mágico y a continuación tomo un poco de agua la cual acababa de echarle polvo y de repente…

Ya no era Peter el debilucho ahora era Peter el gigantón. Peter se había vuelto alto y fuerte, sus brazos se habían vuelto morenos y musculosos, sus piernas se habían vuelto largas y fuertes. Para probar su fuerza le dijo Afrodita a Peter que cogiese un árbol y lo tirase muy lejos. Y así lo hizo  y lo tiro muy lejos. Peter, asombrado preguntó:

-¿Cómo has hecho eso?, gracias, estaré siempre en deuda contigo.

Peter orgulloso regresó con la oveja en mano.

16
Peter Kepler by Candela Higon - Illustrated by Candela Higón - Ourboox.com

Cuando ya llegó a el poblado todo el mundo le miraba y susurraba:

-¿Ese es Peter el debilucho, o debería decir Peter el fortachon?

Peter llegó hasta su casa y su padre orgulloso dijo:

-Este es mi Peter.

Pasaron los años y nadie se metía con él. Aunque un día el ejercito entró en el pueblo y los intentaron conquistar pero apareció Peter, cogió un árbol, lo arrancó y el solo empezó a luchar con él como mazo. Y ya si le guardaron total respeto.

18
Peter Kepler by Candela Higon - Illustrated by Candela Higón - Ourboox.com
This free e-book was created with
Ourboox.com

Create your own amazing e-book!
It's simple and free.

Start now